Anatomía del Pie

Los seres humanos usamos nuestros pies para trasladarnos de forma bípeda, siendo la estructura del pie una de las más complejas del cuerpo.

El pie se divide en 3 partes:

  1. Tarso: El tarso es la parte posterior del pie situada entre los huesos de la pierna y los metatarsianos; comprende siete huesos, llamados en conjunto tarsianos. Comprenden una parte del pie, dando así seguimiento a las partes externas de él.
  2. Metatarso: El metatarso se compone de 5 huesos metatarsianos, son huesos largos formados por un cuerpo prismático triangular con tres caras. El primer metatarsiano es más corto y duro que los demás. El segundo es el más largo y se articulan con las falanges de los dedos.
  3. Falanges: Está compuesto por catorce huesos largos, en número de tres para cada dedo (excepto el gordo, que tiene sólo dos), denominados 1, 2 y 3 o falange proximal, falange media y falange distal respectivamente.

La parte superior del pie se llama empeine y la inferior planta.

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestro boletín

No te quedes sin conocer los nuevos artículos y nuestras ofertas.

Arcos del pie

Para que el peso de nuestro cuerpo se apoye de forma erguida con el menos posible sobre nuestros pies, este forma arcos a través de los huesos tarsianos y metatarsales y respaldado por los ligamentos y tendones.

Tipos de pies en el ser humano

Se distinguen tres tipos: Pie griego: Se les llama así porque se observa en las estatuas de la época clásica. En este tipo de pie